Las relaciones humanas y sobre todo las amorosas siempre me han parecido demasiado (y cada vez mas) complejas, les tengo miedo y por eso creo que me dan ganas de no vivirlas jamás. Pero al mismo tiempo es como casi una obligación vivirlas tarde o temprano, o te obligas tú o te obliga la sociedad. Y no es que me considere el tipo menos atractivo del planeta pero es que lo que me complica a mi es el temita ese hacer crecer una amistad y que vaya cambiando a algo más en el tiempo, “el proceso”. No me sale, lo echo a perder en el camino; o me apuro o me demoro, pero nunca le achunto. Tampoco sé si hay un procedimiento a seguir, aunque sería mucho pedir, una formula exacta no estaría nada de mal.

Por otro lado está la desagradable “inseguridad” Esa que me hace decir y hacer cosas fuera de foco y cuando me doy cuenta es peor, más inseguro me siento. Y no hablo solo de esa inseguridad propia, también de la que te transmite el entorno. Todos se empiezan a meter y al final no sé si me sigue gustando esa persona por mi o por los demás. Bueno, parece que no puedo diferenciar esas dos inseguridades, porque al final es una sola; la mía.

A veces pienso que nunca me voy a enamorar de verdad, como que no soy para eso, no sé, nunca me siento preparado para algo serio. Porque siento que tengo ese jueguito de miradas y gestos, creo parecer un tipo interesante de conocer, tengo buen gusto y todo eso, pero en verdad no es suficiente, para algo más hay que entregarse completamente a eso, para lo cual no sirvo, quizás me amo más a mí que a otras personas. Si fuera así me encantaría saberlo, para asumirlo y amar a alguien bien, aunque sea a mi mismo pero a alguien. ¿Parezco muy chico y no me toman en serio o yo no trasmito esa madurez? ¿Soy muy infantil?

Dicen que cada cual tiene su media naranja, pero como que eso de la media naranja no es muy buena teoría; creo que la naranja completa tiene menos belleza que la media naranja. Pero al final ¿que es belleza? Todo es tan relativo y siguen y siguen las inseguridades. Tal vez soy muy pensativo y analizo demasiado las cosas quitándole esa cosa misteriosa rica que traen.

No quiero vivir un cuento de hadas, quiero algo normal. Algo. Saber pa’onde va la micro.

“Mamá no quiero esforzarme para a las chicas gustar…”

By Morzaconzeta

Anuncios