Hace poco descubrí y decidí que aunque no me gusta mucho mi cuerpo una parte que jamás cambiaría serían mis manos, me encantan. Tienen el tamaño correcto; no son muy grandes ni muy chicas. Y siempre se adaptan perfectamente a cada cosa que tomo. Me gusta como se ven en las fotos y como le dan una bonita terminación a mis brazos. Son amables, suaves y hábiles. Les declaro mi cariño.

Anuncios