Hace mucho tiempo no dibujo. Es como que de repente toda la imaginación se me fue. Y no es que no quiera, porque lo intento pero no me sale nada. Antes ni siquiera tenía que esforzarme y me venían a la mente ideas, pero ya no. La última croquera que compré la usé poco y el último gran dibujo que hice fue hace como un año. No dibujo ni en el computador siquiera que antes me fascinaba.

Dicen que uno crece. Sé que dibujar no es una actividad exclusivamente infantil ni inmadura pero ahora creo que quizás al crecer mis “inquietudes artísticas” han derivado en otras ramas, aunque todavía no las conozco muy bien.

Desde 2010 y especialmente después del terremoto sentí que crecí. No creo que sea el 27F un punto de viraje en mi existencia  ni mucho menos pero al parecer, sin notarlo, algo pasó, maduré desde ahí en adelante. Tal vez fue coincidencia pero cambió mi rostro, mi físico y mi mentalidad. Empecé a relacionarme mejor con mis pares, hice amigos mas fácilmente,  y ya no era tanto el pequeño Sergio. Volví a ver películas y escuchar discos que nunca había entendido y llegaron a gustarme mucho. La gente dejó de pensar que tenía 17 cuando tenía 21 y preguntarme que en qué curso iba. Me enamoré, me desenamoré y volví a querer. Definí mejor mis gustos. Mi mente descansó mucho más de inquietudes y complejos. Me paré diferente en la vida.

A principios de 2011 renuncié al trabajo que de a poco me había ido atrapando en una rutina inútil y agobiante. Mi gente se dio cuenta y me felicitaba por la decisión, hasta mi mamá me decía “te ves más feliz, ahora llegas cantando a la casa”. Ella siempre me apoyo en todo. Acepté que algunas cosas no podían ser todavía y eso me tranquilizó bastante. Aprendí que los procesos no se fuerzan y eso es una de las cosas que más aprecio haber entendido, porque me ayuda a vivir tranquilo. Siempre fui de desarrollo lento y atrasado, en la foto de octavo salgo como el más bajo de mis compañero siendo el más grande en edad. Afortunadamente nunca fui víctima de bulling.

Pasaron muchas otras cosas que no contaré porque parecerán detalles insignificantes y otros que son muy privados. Me gusta haber madurado, era un paso que pensé nunca iba a dar, lo veía lejano aún pero sucedió y no me di cuenta hasta hace un tiempo. Quizás no volveré a dibujar tanto como antes pero es grato saber que las cosas que hice están guardadas para verlas en el futuro y saber que hubo un yo de infancia feliz y colorida a pesar de muchas cosas.

Little kids playing in the park downtown.  Soon they’ll be all gone as the sun goes down…

King of Convenience – Little Kids.mp3

Anuncios