A las mujeres les enseñan a ser esquivas desde chicas, les enseñan que tienen que hacerse las interesantes para que las tomen en serio. Es cierto que de esas en el mundo quedan pocas, pero también es cierto que las que realmente valen la pena son las difíciles, las que hacen como que no te vieran; que no se ríen de las cosas chistosas que uno dice; que dicen solo hola y chao.

Consciente de ésta cosa que le enseñan las mamáses a sus hijas, uno se pregunta si es eso lo que hace que la que te gusta no te siga la corriente o si será mas bien que realmente no eres correspondido.

A veces, sí, se sabe cual es cual, pero te llegan a confundir con eso de que dan y quitan. Pero no importa, una de dos, o me quedo solo para por no tener la sensibilidad perceptiva de saber cuándo es cuándo o ellas se quedarán solas para siempre por ese jueguito tonto que les sale tan bien. Espero que suceda lo segundo.

the more you ignore me, the closer i get…

Anuncios