Etiquetas

,

Electric 1

Este ha sido el año de los regresos musicales; David Bowie, My Bloody Valentine, Suede, Daft Punk y ahora Pet Shop Boys. Y no es que en algún momento se hayan retirado; de hecho, el duo británico tiene un delay de apenas diez meses desde su anterior disco, Elyseum (2012) que a pesar de la notable calidad parece haber pasado casi inadvertido. Nueve extensas canciones, siete de la cueles duran más de cinco minutos cada una. Lejos de ser una desventaja más bien se agradece la decisión de superar el promedio que dura una canción pop con la calidad que tiene Electric. El disco abre con Axis, una pieza totalmente bailable casi sin voces, la que junto a Inside A Dream quedan como las más pobres a mi gusto. A pesar de que la primera fue la carta de presentación tanto del promocional como del álbum mismo. Le sigue Bolshy invocando el género camp casi kitsh (ya se quisieran un single así los chicos de Scissor Sister). A continuación recurren a las autorreferencias  en Love Is A Bourgeois Construct en donde inmediatamente se nos aparece la  melodía y coros finales del clásico Go West (Very 1993). Fluorescent, no alcanza a ser monótona pero parece más una canción de relleno, la que no opaca para nada lo que se escucha antes y después. Más adelante el momento dubstep con Shouting in the Evening con un resultado excelente. Casi finaliza con Thursday junto a Example en el rap y su corito pegote tan fácil como nombrar los días de la semana (Thursday, Friday, Saturday, Sunday) y el amor de un fin de semana. Vocal termina con un sintetizador rave que va aumentando el ritmo al más puro estilo de Rihanna en  Where Have You Been y sin vergüenzas. Se extraña la balada estilo Jealousy (Behaviour 1990) pero las finales con más altos que bajos Electric logra posicionar nuevamente al dúo británico en el podio de los triunfadores, casi como lo era hace unas un par de décadas.

Anuncios